Prueba

Calculadora de IMC

Peso: KG
Estatura: cm
Edad:
 
 

(c) my-BMI.eu | Índice de Masa Corporal

Triste

Volverse a sentir uno mismo,
como no sentir como el ser te carcome por dentro,
sin comprender la razón,
sin entender el porque de la lagrimas que recorren el rostro,
sin una razón aparente.
Tan oscuro llevaré el corazón,
¿llevaré solo lagrimas dentro?
Sembré una semilla y ahora no comprendo el objetivo de haberle sembrado.
¿Qué sentido tienen las cosas?
Me siento vacía,
triste,
muerta por dentro aún cuando intento sonreír,
y cambiar de actitud.
¿Me estaré secando como el río que miraba en sueños?
Es evidente, estoy triste....
Me invade el ser,
me carcome no saber que sentir,
no saber que quiero,
exponerme el porque de esta vida y su sentido....
Comprendo estoy mal..... estoy triste, si!

Engañadose

Mi sufrimiento al final fue haberte perdido.
Haberme enamorado una vez más de ese imposible,
creado expectativas,
cuando al final sabía que nada era posible.
Me aferré a un imposible haciéndole daño,
sin querer irme,
o dejar de sentir.
Pero al final,
te propusiste olvidarme,
tirarme al viento,
para liberar al corazón,
y si lo pienso a fondo,
hasta yo lo hubiera hecho.
Pero no quita que eso no me haga sufrir,
lloré sin consuelo,
pues las heridas aún siguen abiertas,
que no logre olvidarte,
pues aún sigo amándote,
aún cuando el tiempo ha corrido,
sigo teniéndote en sueños,
aún sigo mirando al cielo preguntándome ¿cómo estás?
Todo eso porque en el fondo el corazón,
quiere seguir engañando con esperanza a la razón.
Elizabeth Cubillo M.

Infierno de sentimientos

Buscaba,
sin sentido,
sólo para saciar una incertidumbre,
viendo cómo iban los sentimientos desapareciendo,
llenándose de nostalgia.
Sin querer le encontraba,
me miraba y simplemente huía.
Huía de esa realidad que me perseguía,
de ese trastorno que embriaga mi ser.
De eso que me dirías sin piedad.
Ya no había paz en el corazón,
disfrazaba las lágrimas con sonrisas,
mi interior estaba destrozado con tu ausencia.
El día se tornaba largo y pesado, 
sin sentido.
Queriendo arrancar el corazón,
para dejar de sentir desconsuelo,
para no extrañarte.
Elizabeth Cubillo M.

Perdiéndote con el caminar

Una aparente felicidad invadía,
pero el corazón se iba perdiendo junto a cada sonrisa.
Pese a ese sentir, iba creciendo más fuerte e intenso.
La razón sabía lo que el corazón sentía,
te estaba perdiendo en el laberinto de la existencia.
Te estaba perdiendo en esa batalla que el tiempo traía consigo.
Haciendo olvidar un sentimiento,
que poco a poco se sabía que debía morir.
Ayer te ame,
hoy te amo, 
mañana no sé si estará para despertar aquel amor,
despertarte de nuevo entre estrellas 
y el cosquilleo del alma.
Elizabeth Cubillo M.